Por qué visitar un oftalmólogo mérida
 En blog

Cuando llegue el momento de revisar tus ojos, asegúrate de que estás viendo al profesional de la visión adecuado para tus necesidades. Los oftalmólogos, optometristas y ópticos desempeñan un papel importante en la atención ocular a los consumidores. Pero los niveles de capacitación y experiencia son bastante diferentes para cada tipo de proveedor. A continuación te decimos cuál es la diferencia entre cada uno y cuándo debes recurrir a un oftalmólogo Mérida.

Oftalmólogo

Un oftalmólogo es un médico u osteópata que se especializa en el cuidado de la vista y los ojos. Los oftalmólogos difieren de los optometristas y los ópticos en sus niveles de entrenamiento y en lo que pueden diagnosticar y tratar. Como médico que ha completado la universidad y al menos ocho años de capacitación médica adicional, un oftalmólogo tiene licencia para practicar medicina y cirugía. Un oftalmólogo diagnostica y trata todas las enfermedades oculares, realiza cirugías oculares y prescribe lentes de contacto y anteojos para corregir problemas de visión. Muchos oftalmólogos también están involucrados en investigaciones científicas sobre las causas y las curas para enfermedades oculares y trastornos de la visión.

Subespecialistas: conocimientos adicionales y formación para necesidades específicas de ojo

Mientras que los oftalmólogos están capacitados para cuidar todos los problemas y condiciones oculares, algunos oftalmólogos se especializan en un área específica de atención ocular médica o quirúrgica. Esta persona se llama subespecialista. Generalmente, él o ella completa uno o dos años de entrenamiento adicional y más profundo llamado compañerismo en una de las áreas principales de la subespecialidad como glaucoma, retina, córnea, pediatría, neurología y cirugía plástica, y otros. Este entrenamiento y conocimiento agregado le prepara a un oftalmólogo para que se encargue de las condiciones más complejas o específicas en ciertas áreas del ojo o en ciertos grupos de pacientes.

Optometrista

Los optómetras son profesionales de la salud que brindan atención primaria de la vista que va desde la prueba y corrección de la vista hasta el diagnóstico, el tratamiento y el manejo de los cambios en la visión. Un optometrista no es un médico. Un optometrista recibe un título de médico de optometría (OD) después de completar cuatro años de escuela de optometría, precedido de tres años o más de universidad. Tienen licencia para practicar optometría, que consiste principalmente en realizar exámenes de la vista, prescribir y dispensar lentes correctivos, detectar ciertas anomalías oculares y prescribir medicamentos para ciertas enfermedades oculares.

Óptico

Los ópticos son técnicos entrenados para diseñar, verificar y montar lentes y marcos para anteojos, lentes de contacto y otros dispositivos para corregir la vista. Utilizan recetas suministradas por oftalmólogos u optometristas, pero no prueban visión o escriben recetas para corrección visual. Los ópticos no pueden diagnosticar ni tratar enfermedades oculares.

Protege tu visión. Consulta a un profesional de la visión adecuado en el momento adecuado. Todos dependemos de nuestra visión de más formas en las que que nos damos cuenta. Sin una visión saludable, nuestra capacidad para trabajar, jugar, conducir o incluso reconocer una cara puede verse afectada drásticamente.

Muchos factores pueden afectar nuestra vista, incluidos otros problemas de salud como la hipertensión o la diabetes. Tener un miembro de la familia con enfermedades oculares puede hacerte más propenso a tener esa condición también. La enfermedad ocular que roba la vista puede aparecer en cualquier momento. Muy a menudo son imperceptibles al principio y son difíciles de detectar.

Es por eso que es tan importante consultar a un oftalmólogo para un examen ocular completo a los 40 años, y luego con la frecuencia con que se han preescrito las consultas regulares.

Los siguientes son solo algunos de los signos o factores de riesgo de enfermedades oculares. Si tienes alguno de estos síntomas que enlistamos a continuación, asegúrate de visitar a un oftalmólogo. Un examen oftalmológico completo realizado por un oftalmólogo Mérida podría ser el primer paso para salvar tu vista.

  • Abultamiento de uno o ambos ojos;
  • Cortina oscura o velo que bloquea su visión;
  • Disminución de la visión, aunque sea temporal;
  • Diabetes mellitus;
  • Visión distorsionada;
  • Visión doble;
  • Exceso de desgarro;
  • Anomalías del párpado;
  • Antecedentes familiares de enfermedad ocular;
  • Halos (círculos de colores alrededor de las luces);
  • Alta presión sanguínea;
  • VIH o SIDA;
  • Lesión en la vista;
  • Pérdida de la visión periférica (lateral);
  • Ojos desalineados;
  • Nuevos flotadores (“cuerdas” negras o motas en la visión) y / o destellos de luz;
  • Dolor en el ojo;
  • Problemas oculares relacionados con la enfermedad tiroidea (enfermedad de Graves);
  • Ojo rojo inusual.

Elegir un proveedor de atención oftalmológica es una decisión importante para el cuidado de la salud. Después de todo, confiarás en tu oculista para salvaguardar tu precioso sentido de la vista y ayudarte a mantener una vida de buena visión.

El primer paso en tu decisión es comprender y recordar que hay dos tipos de oftalmólogos: optometristas y oftalmólogos. Y hay una tercera “O” entre los proveedores de cuidado de la vista: el óptico.

Una decisión personal

Ver a un oftalmólogo para tratamiento temprano o cuidado oftalmológico preventivo es la mejor manera de reducir el riesgo de daño ocular permanente y pérdida de visión. Tu oftalmólogo Mérida te guiará a través de muchas decisiones sobre la protección de tu visión o el tratamiento de una condición ocular.

¿Cómo encuentras al mejor oftalmólogo que es adecuado para ti?

A continuación hay algunos factores importantes a tener en cuenta.

Considera la experiencia del oftalmólogo

La experiencia es importante cuando enfrenta problemas oculares o condiciones que podrían afectar su visión. Cuanta más experiencia tenga un oftalmólogo con una condición o procedimiento, mejores serán sus resultados. Pregunte cuántos pacientes con su condición específica ha tratado el oftalmólogo. Si necesita un procedimiento específico, pregunte cuántos de los procedimientos ha realizado el médico y descubra las tasas de complicaciones: complicaciones que el médico ha encontrado, así como su propio riesgo de complicaciones.

Evalúa el estilo de comunicación

Elige un oftalmólogo con el que te sientas cómodo hablando y que respalde tus necesidades de información. La primera vez que te encuentres con el oftalmólogo, haz una pregunta y observa cómo él o ella responde. Busca un oftalmólogo Mérida que muestre interés en conocerte a ti, que considerará tus preferencias de tratamiento y quién respetará tu proceso de toma de decisiones… elige a uno de nuestros expertos de IECO.

Posts recientes